El sol atraviesa el sobre, proyectando dos sombras debiles que perdian su contorno en la oscuridad. La carta, Buscando ser leida, las palabras desaparecian en el silencio. los parrafos redactados delicadamente por el autor se borroneaban con el tiempo Y el poema escondido en la carta se abria paso como un pequenio rio que divagaba en la tierra, con un reflejo del cielo dibujado en el. Cada gota tenia un pedaso de ese cielo. Y el lector se preguntaba quien mas podria estar viendo ese mismo cielo que observaba el.
 Y posando su mirada a las palabras escritas en la carta.
Palabras un dia un texto, solo una vida, un minuto un momento todos dentro del mismo pensamiento cortando un papel dentro de unos ojos penetrantes que se dehacian al leerlo que se rompian y destruian, y que luego recordaban y volvian a dehacerse, pero ya no eran ojos, era un alma sola y cargada de cosas que la acompañarian siempre, queria que hables y callabas tu silencio dolia, pero sabia que mas me dolerian tus palabras, no podria reproducirlas porque quemarian. Fuese a donde fuese, este con quien este, el alma estaba completa y complementada con cosas que jamas iban a abandonarla. Y aunque a veces tropiese en el camino, pierda el rio, no vea el cielo, y no distinga las palabras en la carta, esas cosas jamas iban a desaparecer, eran motivos, recuerdos, era un pasado, que forjaba el presente. Y no habia nada mas, solo el tiempo extendiendose a la eternidad, llegando a la mente infinita, de aquel autor de la carta perdida. Pero el tiempo se va, y queramos o no, todos en algun momento somos un alma condenada al sol o a la luna, al rio o al lago, todos alguna vez caemos en su tentacion. Todos alguna vez caemos al lago. Todos alguna vez vemos el sol.
La musica me llevaba en una enredada madeja de hilos color bronce, notas cartas, historias, imágenes y el olvido la tristeza una historia de los años veinte y un amor pasajero que nunca termino de pasar, y la musica iba mas rapido y yo me perdia en un ritmo incapaz de seguir, se calmaba , seguia sin entender pero comenzaba a hallar un camino en los hilos color bronce, una historia que contar enlazada, a otras, una que no podria desandar. Siempre habra historias que contar.

En este texto, canciones e historias jamas contadas, historias en lazadas que deben ser redactadas. El que lea, interprete lo que interprete, va a estar bien.

P.&A.
 L.S.P.V

2 Comments:

jeny said...

hola agus :) si saq una foto de aca con una frase q me encanta :)

Anónimo said...

Gracias A, hace mucho que no haciamos esto jaja, fue excelente:) No me faletes nunca porfa. Te quiero. Besos
P. LSPV