Los amores de verano terminan por todo tipo de razones, pero al fin y al cabo todos tienen algo en común: son estrellas fugaces. Un espectacular momento de luz celestial, una esfímera luz de la eternidad que en un instante se van. -The notebook.

6 Comments:

Seudónima said...

Me encanta esa película. Che agus, me acabo de dar cuenta de que el nombre de tu blog es Lobotomy, que loco :) jajaj. ¡Un beso!

AntOch said...

Qué hermosa película!
Me encanta esa frase!

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· said...

Sí... son comparables a las estrellas fugaces. Satisfacen un deseo y luego desaparecen cuando la rutina regresa poco a poco...
Supongo que también son necesarios para mantener un poco la esperanza. Son una chispa de alegría o de vida...
Son sonrisas ^^

Un besito

teologiadeS said...

Completamente cierto,en verano no te enamoras simplemente siente más pasión y por eso las relaciones en verano apenas duran...

Un saludo. Bonita entrada

Tami Syste said...

Ay yo no vi esa pelicula,pero la quiero ver D:
Un beso agus♥

laura said...

Gran pelicula, gran texto...
toooda la razon =)