El chico que asesino al amanecer, Y se suicido en el horizonte. Al árbol se le cayeron las hojas.
La flor se marchito.
El cielo se nublo.
No hay sol.
El arcoiris desapareció.
Las estrellas se escondieron.
La luna murió.
Porque no hay sol.
Los recuerdos se enterraron en el pasado.
Y el presente es el único futuro en el que permanecerá.
El mañana, marca sus pasos al amanecer.
Y moriré en el olvido de recuerdos.
Que seras mis desvelo esta y todas las noches.
Que mis palabras desaparecerán con el viento.
Y en la lejanía, al horizonte, donde el sol muere, ahí estarás.
Lejos.
Donde el sol muere, yo muero.
Si el sol no brilla, yo no brillo.
Sos mi sol.
Sos mi centro.
Si te vas, cae todo.
Si me dejas, cae todo.
Pensé que lo tenia controlado.
Pero tu ausencia hará mi mundo caer.
Agus Simeone.

2 Comments:

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· said...

Me da miedo sentir esa necesidad acuciante de la presencia de esa persona... de nuestro sol...

Me pareció muy bello, muy... sentido...
Aunque me hizo recordar sentimientos que creía olvidados.

Un besazo ^^

AntOch said...

Y sí Agus!
Sin sol la vida no es como acostumbramos!
No nos marcaría el paso del tiempo ni de los días ni de las estaciones ni de los años!
Habría oscuridad y nunca sería lo mismo!

Es muy linda la entrada!