A veces me pregunto ¿Qué pasó con todo lo bueno que hice? ¿Dónde quedaron mis logros? Las metas que cumplí, lo que hemos logrado victoriosamente en el pasado ¿Queda en el pasado y ya? ¿Pasa, y se va? (¿Acaso acá nada es eterno? ¿Nada se queda para siempre? ¿Ni un mínimo sentimiento? ) Entonces si se fue, tengo que salir a buscar otro logro, otra victoria, otra meta. Supongo que así tiene que ser, Logramos algo, y al sentir la sensación de vacío, de fracaso, salimos en busca de otro logro, porque sino nos quedaríamos con “aquella cosa buena que hicimos alguna vez”, si, la cosa queda registrada como que la hiciste, que la lograste, pero la sensación ya no es la misma, entonces, salís en busca de otro logro, para sentir nuevamente que se sentía lograr algo.