El dolor hace que nos mantengamos vivos, hace que creamos en la realidad, hace que la vida sea mas que una inerte eternidad. El dolor es la afirmación de que sentimos, de que no solo vemos, o escuchamos, que también sentimos. Eso es lo que hace que la vida valga, sentir, incluso desde el dolor mas punzante hasta el alivio mas profundo. La primera caricia de una madre a su hijo al nacer, desde la erizada sensación de tacto, la sensación de alivio de un abrazo, de una caricia, de un beso… Pero ¿Qué seria la vida si no sintiéramos? Podríamos leer un libro, contemplar un cuadro, ver sonrisas, pero aun asi, no saber que significa por no haberlo vivido. Seria algo tan vacio ver sin la sensación de esa chispa que nos punza dentro. Podríamos ver el sol ¿Pero no poder sentir el calor de sus rayos? Podríamos escuchar una canción, pero ¿para que la escucharíamos, si no podemos sentir aquella emoción que cada canción provoca dentro nuestro? Podríamos leer un libro, pero ¿Dejaríamos de lado todo eso que hace que viva dentro nuestro a la vez de leer sus párrafos? ¿Para que leemos entonces si no es para vivir la historia por nuestros propios ojos? Podríamos ver la lluvia, contemplar cada gota única caer estáticamente del cielo y no poder sentir como nos purifica al rozar con nuestra piel. Pero uno, al ver, también siente. ¿Qué seria la vida si no podríamos sentir el calor de un abrazo? ¿Qué seria la vida si no podríamos sentir algo por alguien más? Seriamos nada mas que cuerpos inanimados y muertos caminando y ocupando espacio en la atmosfera de la vida. Y esto hace que se me ocurra decir que alguien no muere hasta que deja de sentir. Realmente ¿Uno muere cuando su corazón deja de latir? Eso es precisamente a lo que me refiero, cuando nuestro corazón queda estático y suspendido en aquella emoción que se lleva todo de nosotros y arrastra consigo aquel profundo dolor. De eso se trata, de esas sensaciones que sentimos, de todo eso que nos compone el uno al otro y nos hace … a pesar de estar tan muertos, sentirnos tan vivos.

AGUS SIMEONE.

3 Comments:

Seudónima said...

Los que "no sufren" deben tener vidas tan aburridas, prefiero mil veces sufrir a tener una vida muy ordenada. Jajaj, miles de besos.

Una barbie exitada a punto caramelo said...

me gustó muchísimo esta entrada y resume (en menos palabras) una gran idea mía sobre este tema. Pienso exactamente lo que vos escribiste. A mi gustar lo tuyo.

Una vida sin SENTIR, no es vida.
Por favor, podria publicar esto en mi blog?

Una barbie exitada a punto caramelo said...

Sí, mucho me gustó y gracias a vos por dejarme subirlo. Me gusta mucho tu blog, tus frases, buena onda. Saludos y seguí así!