Y que conozca las palabras

que jamás le voy a decir