No era complicado pensar, que me estaba encerrando. Que me estaba colocando obstáculos yo misma, que me estaba cerrando las puertas, ¿Porque? Tenes todo tan simple, tan a tu alcance, que te aburrís, que no decidís ser feliz, porque las cosas que amas hacer, cuando sos feliz, no podes hacerlas. Cuando estas feliz, no podes escribir, no te alcanzan las palabras, no abastecen lo que queres expresar, que terminas convenciéndote de que lo mejor, es ser infeliz y poder escribir, porque encontras la felicidad en la escritura de cosas tristes.