Nada entra en tu vida sin dejar huellas, cicatrices, incluso marcas, siempre algo se olvida la gente al irse, creo que se olvidan de lo que los hiso venir, por eso se van. Pero nosotros decidimos sobre nosotros mismos, entre ver aquellas huellas o no, sumirnos en las cicatrices y volver a abrirlas o dejarlas descansar para que luego venga alguien más y vuelva a marcarnos para siempre, decidí hacer de esa persona un recuerdo hermoso y no morir por el, sino vivir todo lo posible para volver a sentir algo como aquello una vez mas.

Pau & Agus

4 Comments:

mili said...

qe lindo :)

Anónimo said...

GRACIAS TE QUIERO! Y SE PACIENTE QUE TODO LLEGA:) HASTA EL JAJ BESS NENA BYEBYE. P

andreea said...

Me encanta el texto, preciosoo :)

la noche debilitadora de corazones. said...

vaya!que bonito .
Pero sin duda hay gente que te deja la marca más grande , que te cuesta más borrar , y esa es la cuestión , que no quieres borrarla.

Un beso bonita!