—Hablame— farfulló
—Te estoy hablando, ¿que pasa?
—No sé, te necesito, me voy a morir
—No te vas a morir
—Si muero, quiero decirte que te quiero mucho
—Yo también te quiero mucho—indague—pero no te vas a morir, si te morís, me suicido
—Si me muero…
—Si te morís me suicidaría, porque no soportaría mi existencia sin tu compañía
—Yo si que no podría vivir sin vos
—Es fácil, Haces como si yo nunca hubiese existido, como una ráfaga de viento que se siente por un tiempo, y luego se va sin dejar rastros
—Jamás podría pensar así, jamás—dijo con un hilo de voz que casi parecía un susurro— Vos sos un huracán, los huracanes son recordados, y dejan profundas huellas por donde pasan ¿De dónde sacaste que sos un vientito?
—Te quiero—dije tímidamente—Me salió del alma
—Te quiero mucho… me salió del corazón








BASADO EN UNA CHARLA REAL.

6 Comments:

Ela said...

(L)
mori con esto!

Guido :) said...

a veces creo que estos textos aparecen solamente de noche, cuando estas solo en tu casa, y escuchando una cancion de esas que junto al texto te hacen dar cuenta que no sos un huracan para nadie ni nadie lo es para vos.
GRACIAS EH

pd: re lindo el blog igual :)

hola !

gla. said...

Un huracan...un vientito...una brisa...
Un te amo
Un te quiero mucho
Bello
Hermoso

Sofii said...

Bonito huracan para recordar.

Osos de colores(L)

Herbert Nadal said...

todo lo mencionado me parece muy conocido :) te kieor hermanita

|MGM| said...

lo ame :)