Todo era tan frio. En las calles no se encontraba nadie. Nadie que representara felicidad alguna. Entonces me encontre alli, caminando solo, dando paso a paso a un nuevo camino. Caminando por las empedradas calles soltariamente. Con aires de devocion. Solo. Frio. Recuerdo que la luna me seguia. Igual me sentia solo, pero observado. El frio entraba por mis narices, por mi boca y hacia que me lagrimearan los ojos. Senti placer al imaginar que podria llegar a estar solo. Y pronto pense que el tiempo habia parado, pero solo para mi. Continue caminando, hacia mas frio aun, eran las tres de la maniana. Me senti solo. Muy solo. Y un cuervo se acerco, me miro varios minutos consecutivos, para luego volar, y no dejar ningun rastro de haber estado alli. Y me puse a pensar, que como era algo raro ver a un cuervo a las tres de la maniana en un dia que yo estaba caminando solo y hacia frio. Mi memoria lo archivo. Entonces ahi me encontre creando un recuerdo involuntario, asi es, involuntario, para que yo querria acordarme que un cuervo me miro cuando caminaba por las frias calles a las tres de la maniana. Para nada, no me traeria beneficio alguno. De todos modos, pensando que quizas con un poco de tiempo me olvidaria de que alguna vez paso, pero no, no fue asi. Porque continue dandole vuelta y vuelta al tema, y se me grababa mas en la cabeza, que el cuervo esto, que el cuervo lo otro. Entonces me quedo fijo el recuerdo del cuervo negro. Y aun no lo olvido, por mas innecesario que sea, no puedo olvidarme a aquel cuervo negro de aquella noche. Porque me miraba y me miro. Porque eran las tres y porque hacia frio. El firo me hace acordar al cuervo, la noche y tambien las tres de la maniana me hacen acordar al cuervo. Entonces aun mas me lo acuerdo. Fue una experiencia rara.

2 Comments:

Ella Vendetta said...

Algún día tendrá sentido, algún día tendrá nombre...algún día cumplirá su función. o tal vez no.

Besos.

LouisaEtNam said...

amazing pictures!

xox
/nam