Sentí un ardor en el dedo; molesto y algo doloroso.
Observe la punta de mi dedo, y noté que en la yema tenía un pequeño rasguño. Ardía y dolía, y no podía comprender como una pequeña herida podía doler tanto.
Entonces deduje que tal vez el dolor no depende del tamaño de la herida, sino de quien la hiso.

4 Comments:

Sofii said...

De acuerdo contigo y muy agradable tu blog^^

Osos de colores(L)

una barbie exitada said...

DIOOOOOOS! esas cosas las hacés vos? me encantan, ME ENCANTAN.

Ilógica said...

Oh ¿Y quien te hizo la herida esa? ¬¬ JAJA besitos, que lindo blog ♥

Palm said...

piedraschiquitas tan filosas y tan cercanas. Amo tus fotografias