Por ahora, todo parece relativamente tranquilo, con todo, me refiero a mi vida, al colegio, todo tiene cierto equilibrio, recibo la dosis de lo que necesito, no necesito mas de lo que tengo, pero tampoco me falta, es la dosis justa, todo está en equilibrio, todo se siente prácticamente bien. Creo que no podría pedir más, por mí, pero por los demás, siempre hay algo para pedir. La vida de los demás no es como la mía, es distinta, y aprendí a ver más allá, a ver con los ojos de los demás, a ponerme en los zapatos de alguien que no sea yo. Y creo que comprendo, que todos necesitan este equilibro, enserio, es casi tan perfecto que se asimila a una línea recta en un papel liso. Sin curvaturas, sin ningún peso excesivo mas de un lado que del otro. Se siente tan perfecto, que incluso es raro. Lo que es, es lo que tiene que ser, lo que no, es lo que dejaremos de ser, lo que será es lo que se hará, y no hay nada nuevo bajo el sol. Todo es tan calmo y tan perfecto, que incluso parecería un lago sereno que pronto será azotado por una piedra y rompería la calma como una roca rompe un vidrio con tal violencia que retumba y se siente como si te cantara a los oídos. ¿Cuánto tiempo va a durar lo bueno? Como ya se que no dura mucho, voy a aprovecharlo… el problema es, ¿que parte va a desequilibrarse primero?