El olor a libro me desperto por la maniana. El libro de alguna manera me observaba, me invitaba a abrir sus paginas y perderme en sus inmensas aventuras. Llenas de Corduras y locuras, pero me invitaba a leerlo. Me demostraba que siempre que necesite leerlo, el estaria alli disponible para mi, donde yo lo habia dejado con tanta paciencia y abria aprendido a quererle, a apreciar las historias que contenia dentro. Y alguna vez recordaria esas historias, porque al leerlas, sentia que las vivia o simplemente las olvidaria, y lo unico que deberia hacer, era volver a sujetar el libro, y abrirlo nuevamente, presentandome la posibilidad de leerlo cuantas veces fuese necesario. Y nuevamente viviria esas historias. Las olvidaria, y las viviria nuevamente, asi una y otra vez. El libro, siempre estara ahi. Entregandome la posibilidad de sumergirme en sus aventuras.  Y entonces ¿porque no vivir atada a las historias de un libro que me hacen feliz?

3 Comments:

BF said...

siempre es lindo volver a recordar esas historias

Emi said...

esas historias por más que el transcurso del tiempo modifique todo nuestro entorno ellas seguiran siendo iguales sin modificacipon alguna, siempre presentes para alegrarnos a leer cada página.
beso grande!
no la dejes de leer la historia que te hace feliz jamás =)

Motor Psico said...

la vida es un libro hermoso.
un beso !