Volo alto. Cayo fuerte. Volo bajo, y no dolio tanto.
Desaparecer.
Si eso es lo que deberia hacer.
Correr.
Si, es otra opcion.
Huir.
Partir.
Partir es morir un poco.

Observe la maniana. Estaba fria. Llovia. El frio me hiso estremecer.
Reflexione, cada vez que llueve se hace un charco de agua en el mismo lugar.
Si sigue lloviendo, el lago nunca se va a secar.
Necesita sol.
Si me siguen lastimando asi, no va a sanar la herida. Necesita tiempo para cicatrizar.
Pense que las personas sabian eso. Es asi, cada vez que me lastiman, se hace una herida. La herida se abre con fuerza como si uno mismo pusiese las manos sobre el pecho y se arrancara la camiseta y la dejara desgarrada. La herida no sangra, llora. La herida no se cierra tan facil como se abre. Necesita tiempo.

Pienso que tube razon desde un principio. Pero me arriesge y aposte. Y perdi. Una mala mano de cartas. Es al azar, lo que el destino decida para las personas con almas vacias, como yo. De esas personas que pueden ir sacandose la idea de la Gloria Eterna, porque solo son momentos de gloria y fin. No podemos esperar mas que eso.