Los cometas son algo hermoso.
Aparecen en el cielo conquistandando y arrazando con todo.
Son increibles, hermosos.
Lo feo, es lo poco que duran.

Pero esos cinco segundos de belleza, bastan para pensar que valio la pena ver al cielo.