Buscar la felicidad es sólo otro pretexto para ser aún más infelices...