Un solo segundo es suficiente para destruir a alguien.
Lo sorprendente es que sobrevivamos al tiempo. Si, somos guerreros del tiempo.

BUE LO DE ABAJO ME LO INVENTE, YO QUE SE PORQUE PUSE ESOS NOMBRES, SON DE LOS NUEVOS PERSONAJES DE ESTA NUEVA HISTORIA. ¿QE LES PARECE? LOS GUERREROS DEL TIEMPO, YA VEREMOS PORQUE ESTOS DOS PERSONAJES ESCRIBEN ESTAS CARTAS DE ADIÓS QUE LOS CONDUJERON AL SUICIDIO.

Carta de El poeta perdido, dirigida al mar, 1994

No comprendo como, cada adiós es mas doloroso que el anterior. Como estacas clavadas al corazón. Como un suspiro robado. Como una guerra interminable, donde el unico que parece salir herido, es uno mismo. Cuando uno se metió en algo, no puede salirse hasta terminarlo. Hay que acabar con eso. El dia anterior me preguntaba, ¿Porqué deseamos olvidar? ¿Porque siempre algo que parece estar bien, termina mal? Y la mente decide descartar esos recuerdos como viejas cartas de un viejo amante. ¿Porque? ¿Es la simple presencia de un recuerdo que nos va matando poco a poco y que cada vez que nubla la mente nos marchita lentamente? Es un recuerdo que fué feliz, y se volvió triste. Y lo malo, siempre es mas facil de creer, mas dificil de olvidar, mas facil de recordar. Sé que hay un arma suficientemente poderosa para destruir a alguien, el tiempo. Es asi, como cada hora se marchita con el tiempo, sin previo aviso de esa amargura que dejan.

Carta de La mujer vestida de Escarlata, dirigida al mar, 1994

Así parecen ser los recuerdos, de cuando alguien ama a alguien con toda esta ternura, entregando todo de sí mismo. Estas parecen ser las consecuencias que trae amar. Que los recuerdos se aferran al alma por siempre, como anclas se clavan en el mar, dispuestas a no moverse, dejando el barco a la deriva. Y ásí son los recuerdos que traé verte, como barcos que ya zarparon hace mucho tiempo, pero se olvidaron del anlca. Llevatéla, grito. Pero nadie parece escuchar. Llevate todo el silencio que quedó. Fui fuego por ti, y tu decidiste quemarme. Porque es así, todo lo que se arroja al fuego, se quema, y todo lo que se quema deja cenizas. Que el tiempo barre como un peculiar limpiador. Barriendo momentos, barriendo desgracias, todo se lo lleva el tiempo. Exepto los recuerdos.

BUE, YA VOY A SEGUIR ESCRIBIENDO DE ESTOS DOS PERSONAJES Y DE SUS VIDAS, Y PORQUE DECIDIERON HACER DE ESTAS CARTAS EL ULTIMO ADIOS, Y SE DESPIDIERON DE SUS VIDAS ARROJANDO SE AL MAR, HASTA QUE LAS OLAS ACABARON CON SU VIDA PERO LAS BOTELLAS CON ESAS CARTAS CONTINUA FLOTANDO A LA DERIVA EN EL MAR.