Y que la historia es,
una y otra vez la misma.