Vamos, vamos a terminar con el cuento mas oscuro, vamos a derribar estos malditos muros, seamos un poco menos concientes y ser destino a lo que se parece.
Vamos a consumirnos entre las llamas del destino.
 
 
Diario de un corazon muerto epocas oscuras y grises bajo la tormenta de una ciudad abandonada.
 
[...] El viernes en la noche lloré mucho, [...] es que no sé porqué… siempre lo doy todo… siempre les doy a los demás todo y dejo que lo tomen, yo me quedo sin nada, me quedo vacía, les doy todo lo bueno de mi, lo agradable, lo que realmente me hace sonreír o reírme, o sentirme bien, y me quedo con todo lo malo, con lo triste y lo feo, con lo que me hace llorar y tener pensamientos tetricos y … no sé… ellos no se dan cuenta, no se dan cuenta de lo mucho que me duele quererlos tanto… no se dan cuenta que a veces siento que mucho doy y nada recibo, o solo es un pensamiento, porahi yo piense que mucho doy y en realidad me estoy bloqueando, aun con la idea de dar. Pero si, cuando veo que entre dos personas va a pasar algo, me bloqueo, me cierro, no me arriesgo, y el que no arriesga nunca gana. Y el que cierra gana la tristesa de un "Que hubiera pasado si..." pero ahora que puedo ver las cosas, con claridad, y no a través de ese vidrio que pone las cosas oscuras, y un escenario en el que la vida no es realmente vida sin ellos,no importa mas. (…).

Es… todo… es mi mundo, mi fantasía, mi perfección, mi utopía… pero también es destrucción, es dolor, desesperación, angustia, impotencia… ¿y qué sentimiento peor que la dependencia?, ¿qué cosa tan horrible y desesperante que la adicción?, pero supongo que estoy en esa etapa de sonreír por fuera para ver si por adentro algún día también sonrío… ¿a quién engaño? La ausencia de todos me hace mal, no estan ausentes, mas bien, no esta ausente, siempre esta, pero no del modo que yo quisera. (…)

(…) Y el no se daba cuenta… y el me dejaba sufrir (…)
Y después de todo, de la caida, de la tristeza… ¡BOOM!(…) como si todo el dolor se pudiera compensar oyendo su voz, como si pudiera volver a ser feliz así, como si todas esas risas, borraran las lágrimas (…) prometiéndome, confesándome, ¿mintiéndome?... no lo sé, y no sé si creerlo.

Y es que es muy fácil verlo ahora, que como dije antes  es muy fácil verlo desde el punto de vista: “por cada cosa MALA, una BUENA”, el problema es cuando es: “Por cada cosa BUENA, una MALA”, entonces no es tan optimista, no es tan aliviante, ya no es lindo, ni reconfortante, y es cuando empiezan mis problemas, pero, al menos entiendo que todo eso es por mi bien, y al final, soy yo quien gana, pues todo eso me hace ser más fuerte, y me hace creer más,  (…) tal vez en mi misma, y puedo entender que tal vez hoy el cielo esté gris, pero mañana va a estar soleado, y va a estar fresco (…)
___________________________________________________________
SI, ME BASE EN ALGO Y EN ALGUIEN, VIEJO EL ASUNTO, VIEJISIMO. SOLO ES UN RECUERDO.