Over the Hills and far away town.


El otro dia iba caminando por mi calle favorita, circulaba esa calle como lo hacia todos los dias, a veces escuchando música, otras cavilando y otras pateando alguna piedra que hay en el camino. Lo que me agrada de ese camino es que se puede ver el sol ponerse. Un dia vi como se ponia el sol cuarenta y tres veces.


A uno le gustan las puestas del sol cuando esta abatido y triste.

- Tan triste estabas el dia de las cuarenta y tres veces? – dijo

No contesté al instante.

– Ese dia me sentia terriblemente triste, si, tenia todo el aire del mundo y aun asi sentia que me ahogaba.

Caminando me iba encontrando con muchas cosas, pero ese dia me encontre con un puente. Si, un puente de esos que estan para traspasar de un lado a otro.
–¿Y?
– En realidad estaba siempre, pero yo lo ignoraba , porque no sabia a donde iba a llegar si lo cruzaba. Tenia miedo.
Pero como la regla de la vida es “Tener siempre algo que hacer, Alguien a quien amar Y alguna cosa que esperar.” Decidi Cruzar.