Cada historia tiene un final y cada final es un nuevo comienzo, el amor aparece para luego irse, la llama se prende pero tarde o temprano se apaga dejándo sólo cenizas que se vuelan con el viento.Y ella no puede seguir aferrada al pasado, a un amor que no fué, a las lagrimas que diluviaron en sus ojos color café,al fracaso de una historia que no pudo sostener.No quiere más estar atada a los malos recuerdos,su memoria selectiva ahora elije quedárse con los mejores momentos de esos capítulos de su historia y desechar aquellos que tanto la lastimaron hasta hoy ya que es hoy cuando ella décide que  la historia termina, y en el conservar aquellas memorias imperdurables que aun la hacen feliz, y al azar olvidar esas, esas memorias feas. Dicen que cuando se abren puertas se cierran heridas y ella ya está logrando que éstas cicatricen tomando la decisión de vivir el presente sin miedo a futuro de revivir el pasado, porque tan sólo eso es, su pasado.