Digo lo que le dije a una amiga:
Sos un fosforo, es el el que hace que esa llama se mantenga viva , pero a la vez es quien la esta apagando. Aunque comprendieras que siempre ibas a estar prendida por el equilibrio que el lograba sobre vos, te mantenia prendida y te apagaba. Tu llama, se hacia mas fuerte con su presencia, eras feliz. Pero, ¿el lo era? Y un dia su ausencia se hizo evidente, y marco algo en tu vida, su ausencia te apago . Y te apagaste de pronto . Y te perdiste, no supiste como volver a encender esa llama que te hacia feliz, de esa llama solo quedaron cenizas , cenizas que te volvieron, lo que sos ahora. Y entre altas y bajas, entre encenderte de pronto y apagarte de prisa decidiste cambiar, y dejar de ser ese fosforo, decidiste volverte esa vela inacabable, la vela que no prendia a los demas, sino que los demas te prendian a vos. Todos se volvieron fosforos, y vos aquella vela que porta una llama inacabable, una llama eterna . No apages tu fuego ante cualquier vela, no .
Agus Simeone .