Eran las 12.15 o algo de la noche, se supondria que deberia estar acostada perdiendome en un prolongado suenio a esta hora. . Prendi el monitor y un ruido de tecnolgico de chatarra vieja comenzo a sonar en la habitacion. No era un ruido de auto, sino un ruido continuo casi silencioso. En estos tipicos tiempos que la locura me sofocaba y me sacaba de mis casillas me levantaba y abria la heladera una y otra vez, habiamos salido de compras con la familia, por lo tanto eso incluye TODA la familia.Y eso me inculia a mi y a mi hermano. Entonces se nos ocurria meter cualquier cosa en el carro de compras, desde chatarra hasta cosas utiles. De esta manera reorde que habiamos comprado un tarro de fritas de queso. Me dirigi a la cocina, y alli me encontre con el tarro; sentia culpa, pero tambien hambre, y se que cuando mi estomago lo pide tiene que ser asi porque sino despues me obsesiono con algo y no como, y asi me pasa en vacaciones, y en vez de subir de peso, como normal, bajo de peso. Entonces me insiten en comer y en dejar tranquila la computadora. En el plato caian migajas, asombrosamente recapasite pensando que hace diez minutos estaba bien, y ahora por esta pindonga seguramente engorde, o no. Porque apartir de las seis de la tarde cambia el metabolismo del cuerpo, y si uno come antes de las seis, no engorda, y sino despues de las seis las grasas se te adieren al cuerpo. Y buen, asi es la cosa, hay que cuidarse, pero honestamente, yo no me fijo en eso, y no se quien lo ara. Y como ustedes sabran las chicas anorexicas estan enfermas, porque es una enfermedad ser tremendamente flaca y verse rellenita, y no comer nada, y aguantarse las ganas. Tengo que decir que es exageradamente admirable. .