Amamos verdaderamente sólo una vez, el resto es una extensión innecesaria que compramos para poder matar la soledad.