we create our Fate, Every day we live

Nunca pensé que una mirada pueda llegar a demostrar tanto. Que un par de ojos marrones puedan indicarme un estado de ánimo, una caricia y hasta sus sentimientos. Eso me pasa con él, con su mirada. Me demuestra todo eso y más. Me produce cosas, infinitas cosas que me hacen sentir viva. Me da ternura, placer, compasión. Y me gusta que sea así. Si mis palabras y mis gestos no le gustan o si me pierdo en su sonrisa. Su mirada es lo más profundo que ví hasta ahora. Más profundo que el mar... deseo que sea asi por siempre, aunque esa mirada no me pertenece. Es increíble como alguien puede romper tu corazón, y sin embargo sigues amándole con cada uno de los pedacitos.