Deseo

Vos, caminas como un vampiro cazador. Como si siguieses tu propia ruta de la oscuridad, con la velocidad que se te plazca. Podes cambiar de clima mi corazón, hacerme sentir mil veces las pulsaciones del latido. Desesperarme, ponerme histérica, relajarme. Te voy a seguir a todos lados, mi corazón te pertenece, tu deber es cuidarlo, que se sienta cómodo. No lo arruines, por favor. Te pido, que me regales el tuyo. Porque tus facciones frías, tu mirada afligida, tu voz abatida, hace que mi sangre se sienta como veneno. Que mi corazón se sienta pesado, que se libere de las cadenas. Estos últimos días, no pude verte, siento como si por alguna razón, me lo prohíbo, pero no es así, yo se que no. Pero en estos últimos días estuve pensando en vos. Para ser sincera estuve recordando como se sentía mi existencia cuando te veía, las fuerzas con las que miraba el reloj para acelerar las agujas y acortar el tic-tac que me separaba de tu encuentro, el recreo, la salida. Con esa fuerza imponente, mi corazón fue dejando de amarte, pero tu mirada lo obligo a quererte cada vez más. Por favor, te pido, dame una oportunidad. Te pido que prefiero seguir sufriendo por tu amor, con esa fuerza intangible antes de alejarme de cada recuerdo, cada historial en el Messenger, cada mirada, cada gracias, cada perdón…
NO TE OLVIDE