Lluvia

Afuera la tormenta se desgarra
a dentelladas gruñesu
pálido vacío irreverente.
Cruje el cemento donde se cuece
el gritoaterido de espanto en las baldosas.
Detrás del muro pertinazse esconde el miedoes
tigma pordiosero del orgullo.
La lluvia hace pactos
complaciente
al descargar su arma en los pulmones.
Arrasa manecillas, cuerdas, timbres
sucumbe ante el radiante amanecer
muñones desde el hambre.
© Silsh