Todo lo que pasa por mi mente en un segundo

Cada dia me resultaba mas monotono que el anterior. Cada aburrido dia, observando las mismas aburridas caras. Mi mente era un lago profundo, no queria imaginar la de los demas, si no eran solo simples lagos poco profundos. Pero si mi mente es un lago profundo, la de los demas era un lago sin sombras, casi tan transparente como el cristal. Procure disimuladamente que no pensaba en nada ese dia. Reprimi un suspiro. Y una imagen vino a mi mente de como seria mi mundo con solo la precencia de mis principios. Si lo hubiese buscado, y procurar buscar lo que jamas obtendremos por parte de otros. Como fuese, esa maniana en lo unico que pensaba era un monologo interno que no seria capaz de asimilar por mi cuenta. Pero de todos modos lo intentaria, por supuesto.
No tenia una respuesta exacta para este hecho, pero cada vez que lo observaba era como si sus sentimientos se reflejaran transparentemente en su frente, como si estubiesen escritos para que yo los mirese, aproposito. Era como con manera inosente hubiera detectado indicios de las sutiles diferencias entre su naturaleza y la mia. Pero me reserbe, no se lo comente a nadie, simplemente me lo guarde para mi. No era algo que habituaba a hacer, pero era casi imposible describirlo, era como, dificil de expresar, para decirlo de alguna manera. Lo mire denuevo, intente llegar a las motivaciones que alimentaban dicho impulso y me volvi a examinar esos ojos marrones.
Durante un escaso segundo, en el tiempo real, todo sucedio en ese segundo, que para mi fue una eternidad. Lo mire, me miro. Se podria decir que examine su rostro o su mirada y el, el simplemente devolvio la mirada, con poco interes. Como si fuese otro bicho raro de la escuela o algo asi. Y el, en cambio, me hubiese gustado leerle la mente para poder saber que es lo que pasaba por su cabeza cuando me observaba. Observaba a mi verdadero yo, no a mi pasado, no el mountstro que pude haber sido. Sino la simple chica de ahora.
Durante ese escaso segundo pude pensar con claridad, no me queria.
Tantos tiempo intentando comprenderlo y ahora en un solo segundo mi corazon, palpito tan fuerte, que pense que se saldria y se pararia y que jamas podria decirle lo que esa mirada significo para mi. La tristesa de este hecho heria como el fuego en mi garganta. Trage.
Un olor del cual comenze a recordar vino a mi cabeza, olor a traicion. Estubo tan cerca que pude sentirle el gusto. En ese momento no existia motivo alguno por el que precipitarse a tal ocaccion, simplemente, todo esto pasaba por mi cabeza en un segundo en la cual mi mirada busco la suya.
Probablemente sea mejor aferrarme a la realidad, no a la FanTasia.